sábado, 5 de mayo de 2007

Motos

Cuando no hay olas hay que buscar otros pasatiempos. El finde pasado me fui con unos colegas haciendo curvas hasta Andorra. Después de casi 12 horas subido a la moto, ya tenia el trasero para meter en hielo.
Aquí una foto saliendo del parking del restaurante Andorrano donde comimos y vimos la carrera de MotoGP
Publicar un comentario