martes, 8 de julio de 2008

Cómo ahorrar en papel

Por arriba bien, por abajo mal...
Os voy a explicar porque es mejor colgar el papel higiénico dejando que caiga por arriba en lugar de por abajo.

Lo primero es que mejora la visibilidad de trozo de papel que queremos coger después de un buen alivio matutino. Ya supongo que a nadie le gusta tener el ojete manchado durante mucho rato, así que en este momento, poder actuar rápidamente es esencial para sentirnos mejor lo antes posible.

Como veis, tenemos mayor visión del papel si cuelga por arriba. Además, el trozo de papel que cuelga por abajo es más largo que por arriba, lo que nos conduce a coger siempre un poco más papel del que necesitamos realmente.

Lo siguiente a tratar es la cogida a una mano. Atención, esto no es para novatos/as. Es una técnica muy útil que nos permite usar una sóla mano para cortar el papel exactamente por dónde queremos.
Se trata de un movimiento rápido y fuerte hacia el usuario que aprovecha el troquelado del papel para separar una parte.

De nuevo, si el papel cuelga por arriba beneficia a la practica de la cogida con una mano, ya que el punto de corte está más cerca del centro del rollo, y por tanto la inercia es menor, lo que provoca un movimiento mucho más pequeño.
Por otro lado, si se intenta esta maniobra con el papel colgando por abajo (se rumorea que sólo lo ha conseguido Chuck Norris) la fuerza aplicada provoca una rotación en todo el rollo que acaba de esta forma:

Como podemos ver, un desastre. Y un desperdicio de papel, lo que nos lleva a la destrucción de nuestros bosques, el sobrecalentamiento del planeta, la subida del nivel del mar y desaparición de los spots para surfear que conocemos actualmente.
Así que pensarlo dos veces antes de colgar MAL el papel de guerra.
Publicar un comentario